Budapest, la perla del Danubio.

Aaaaai Budapest, preciosa Budapest. La perla del Danubio.



Esta ciudad tiene algo especial que engancha, no sabemos si será Buda (la parte antigua) o si será Pest (la parte ``moderna´´) pero sin duda te deja con ganas de más.
Por algo más de 50 euros conseguimos vuelos ida y vuelta de Málaga a Budapest, y alojarnos allí cuatro noches nos costó algo así como 60 euros en habitación doble, sin duda un precio más que razonable para un hotel en pleno centro.
Así que vayamos al lío y empecemos a solucionar dudas!





Vuelos


Uno de los propósitos de este blog es ayudar al lector a encontrar viajes asequibles/baratos (o muy baratos) así que igual que hacemos nosotros, os recomendamos volar en aerolíneas lowcost, que cada vez hay más y los vuelos son totalmente confortables y seguros, en nuestro caso volamos con Ryanair y no tuvimos ningún problema, en unas tres escasas horas ya estábamos pisando suelo húngaro.

Como ir al centro de Budapest desde el aeropuerto. Hay varias opciones:

- Transfer: un chofer os esperará a la salida del aeropuerto para llevaros hasta el centro. Se puede reservar en: www.disfrutabudapest.com/traslados 

- Tren: por 300 florines, aprox. 1 euro y en sólo 25 minutos os dejará en pleno centro de Budapest, en la estación Western Railway Station. Funciona todos los días entre las 9:00 a 22:00 horas.

- Minibús: el precio es de 3.200 florines, casi 10 euros, por persona o 4.790 florines, 15 euros aprox. para dos personas. Aunque hay un pequeño descuento al comprar el billete de ida y vuelta. Os dejará y recogerá en el hotel, pero es un contratiempo el hecho de que se recorre el resto de los hoteles y espera a que el minibús se llene, perdiendo mucho tiempo y además, el precio para dos personas es similar a un taxi, por lo que no recomendamos esta opción.

- Taxi: el precio máximo viene determinado por de la zona de Budapest a la que os dirijáis. Hay 4 zonas y el precio oscila entre 3.800 y 6.500 florines (entre 15 y 21 euros). Esta opción es la menos recomendable.

- Autobús 200E: es la opción más barata y recomendable para llegar al centro. Sale del aeropuerto y te lleva hasta la estación de metro Köbánya-Kispest, primera parada de la línea 3 (azul). Tarda 25 minutos y cuesta 350, florines, poco más de 1 euro y además, podéis usar un abono diario.


Alojamiento


Hay una gran variedad de tipos de alojamientos, y la verdad es que todos suelen ser bastante económicos (ya depende de la fecha del año en la que vayáis).
Nosotros nos alojamos en William's Guesthouse and Hostel, que nos salió a 60 euros la habitación doble para tres noches, incluyendo cafés tés ilimitados y cocina.
Es un hotel muy céntrico y con todo lo necesario a su alrededor.

Recorrido


Vayamos a lo más importante de todo, LA CIUDAD!

Primer día: Llegamos al aeropuerto de Budapest a las 11 de la mañana aproximadamente, a las 11:45 ya estábamos en la ciudad, fuimos al hotel a dejar la mochila y nos encaminamos a recorrer las principales atracciones turísticas.
El primer lugar a donde fuimos fue al centro (que estaba al lado de nuestro hotel), está totalmente lleno de casas de cambio y lugares donde comer rápido y barato, ya sabéis, Burguer King, McDonald, KFC, etc. Aunque si lo preferís también hay varios kebabs y pizzerías donde comprar porciones (muy baratas por cierto), una porción de pizza bastante compensada costaba 200 florines (no llegaba al euro) y con refresco 300, así que ya sabéis, no tenéis porque recurrir al típico Burguer King y McDonald todo el viaje, además de haber bastantes supermercados, el que más se ve es el Spar.
En el centro se encuentra la Casa del Terror, museo donde narran todas las barbaries de la Segunda Guerra Mundial, muy interesante por cierto. Nosotros tomamos dirección por la ópera (solo desde fuera, esto es un blog lowcost), pasando por un mercadillo navideño muy gracioso, hasta llegar al puente de las Cadenas que iluminado de noche (en invierno anochece a las 4) es una maravilla, desde allí podemos divisar el parlamento mientras atravesamos Pest para entrar en Buda, nos entretuvimos bastante por la zona céntrica, así que respostamos unas cervezas y volvimos al hotel para descansar un poco y empezar temprano el segundo día. 





Segundo día: Nos despertamos temprano y nos servimos un café (gratis) del hotel, nos dirigimos hacía Buda, así que atravesamos de nuevo el puente de las Cadenas (mucho mejor por la noche), entre la niebla se podía distinguir vagamente el Parlamento, pero no problema, buscábamos el skyline desde el Bastión de los Pescadores, atravesamos el puente y llegamos a un lugar (no sé exactamente el nombre) con figuras gigantes que representaban escenas bélicas, justo al lado teníamos el castillo, nos dispusimos a subirlo y siguiendo a su derecha por fin llegábamos al Bastión de los Pescadores, madre mía como se veía el Parlamento desde aquí, además de ser precioso en sí mismo el propio bastión (Budapest no gira únicamente entorno a su parlamento), dentro del bastión pudimos apreciar la Iglesia de San Matías, detrás de aquí se encuentra el hospital de la roca que también sirvió como refugio, ahora convertido en museo.
Volvimos por el Puente de las Cadenas y pasamos por la Basílica de San Esteban, encontrándonos un espectacular mercado que impactaba más que la propia basílica, desde aquí nos dirigimos a la Plaza de los Héroes, que está justo al lado del Memento Park y antes del castillo de Vajdahunyad, este castillo transformado en museo fue uno de los lugares que más nos enamoró de Budapest, el momento perfecto para verlo es por la noche, entre la oscuridad y la niebla por sus recovecos, te sientes en una película de terror.
Ya estábamos bastante reventados y optamos por volver al hotel, había que despertarse temprano, Budapest todavía tenía mucho que ofrecernos.






Tercer día: Tomamos rumbo hacia Isla Margarita, pero nos equivocamos de ruta y tardamos un montón de tiempo por ir desde la Plaza de los Héroes, recomendamos ir por la ruta del parlamento. Isla Margarita no es más que una isla artificial en mitad del Danubio, pero la verdad que es muy graciosa. Desde aquí atravesamos el Puente de la Libertad (muy bonito pero no más que el de las cadenas) y pasamos por ``Shoes in the Danube Bank´´, uno de los lugares más emotivos que nos encontramos, son recreaciones de zapatos de victimas del holocausto, importante hacer recreaciones como estas para que estas atrocidades no vuelvan a repetirse.
Ya que el frío no nos permitía pararnos a descansar en ningún sitio continuamos recto hasta llegar al Mercado Central, un mercado muy grande y lleno de productos típicos húngaros, recomendamos visita aquí, también es un buen lugar donde comprar los souvenirs (es baratito).
Desde aquí fuimos a la gran Váci Utca, buen lugar donde hacer compras si dispones de dinerito fresco, y llegamos a la sinagoga (la segunda sinagoga más grande del mundo después de la de Jerusalem).
Con una gran pena en el alma, nuestra estancia en Budapest estaba finalizando, pero no podíamos volver al hotel sin probar el típico goulash (debéis probarlo jjj).







Cuarto día: Nuestro vuelo salía a medio día, así que poco hicimos, recorrer algunos de los lugares cercanos a la estación de metro y comentar todos los sitios que habíamos visto en los días anteriores.







Sin duda budapest es una ciudad para visitar, ya sea con tu familia, tu pareja o tus amigos, si divisas un vuelo económico y no te pisa ninguna fecha importante no tienes excusa para faltar.


Moneda


La moneda oficial de Hungría es el Florín, cada euro equivale (más o menos) a 300 florines, y el billete más pequeño que hay es de 500 florines, así que imagínate, puedes ir con un puñado de billetes y no llevar ni 10 euros.
Nosotros recomendamos cambiar el dinero allí directamente, o como mucho en las maquinas del aeropuerto, nunca desde tu ciudad, ya que los bancos o el aeropuerto de tu ciudad te va a cobrar unas comisiones elevadísimas por tus cambios.
A nosotros por cambiar 50 euros a florines desde nuestra ciudad nos cobraron una tasa de 11 euros, sin embargo cuando cambiamos 100 euros allí en Budapest la tasa no superó los 50 céntimos, así que ya sabeís, hacednos caso que para eso estáis leyéndonos! Jajajaj



Idioma


El idioma oficial es el ngaro y además la gente de a pie no es que hable un buen inglés, de español ni hablamos. Si tienes que preguntar algo a alguien intenta que sea a alguien joven. Os recomendamos que llevéis algunas frases usuales traducidas al húngaro.



Temperatura


- Los veranos pueden ser calurosos, con una temperatura media de 16 grados y con unas máximas de más de 30 grados.
- Los inviernos son muy fríos y las temperaturas medias están por debajo de los 0 grados, nosotros fuimos en Diciembre y llegamos a la mínima de 7ºC y la máxima no sub de 0 en ningún momento, recomendamos llevar ropa térmica, gorros, chaquetones, bufandas y los guantes no pueden faltar, asegúrate que aguantan suficientemente bien el frío. 


Más información


- La hora es la misma que en España.
- Los enchufes son los mismos que en España.
- El precio de supermercados es bastante más barato que en España, pero al ser una gran capital europea el precio del resto de los establecimientos tiene un precio parecido al Español.








0 comentarios:

Publicar un comentario